domingo, 20 de abril de 2014

Evaluando a través del Mail Art: una experiencia en el Máster de Alzheimer.

Cuando nos volvemos adultos perdemos una gran capacidad para ser creativos. Las normas, el así se hace y así se ha hecho toda la vida... son grandes enemigos de los procesos creativos. Cuando seguimos las normas a raja tabla sin plantearnos ningún tipo de alternativa o mejora, entonces cerramos cualquier posibilidad de torrente creativo que nos haga tener nuevas ideas, o simplemente cuestionar algo que parece firme e inamovible.

Esta es la situación contra la que luché en la clase que impartí a los alumnos del Máster de Alzheimer. Les propuse que durante la clase, que era expositiva, realizaran la toma de apuntes de un modo diferente: gráficamente. En ese momento, se les formó a casi todos un nudo en la garganta y comenzaron a salir frases que todos conocemos como: "Es que yo no sé dibujar".


La castración artística que sufren miles de alumnos durante su etapa escolar tiene como consecuencia adultos incapaces de expresarse de forma visual. Sustituir palabras por iconos no debería ser difícil para nosotros, el lenguaje artístico es otro lenguaje más, pero de carácter universal. ¿Qué mayor razón para aprenderlo bien?

Afortunadamente, procuré tranquilizarlos diciéndoles que no tenían que plasmar gráficamente sus apuntes para los demás, sino para sí mismos. Por ello, no importa lo tan figurativo que lo hagas, sino que lo realmente interesante es que esa iconografía transmita información.

Al término de la clase me dieron la mayor parte de las postales y no pude nada más que quedarme anonadada:

1. María Acaso dice que los alumnos no aprenden lo que les enseñamos: es una verdad como un templo, porque había cuestiones no academicistas en esos apuntes. Por primera vez eran realmente personales, y no letra calcada de mis palabras.
2. Esos apuntes habían pasado un proceso de desarrollo cognitivo, ya que habían sido minimizados para que cupiesen en el formato postal. El ejercicio de resumir la información además de representarla artísticamente es impresionante.
3. Mi ropa hablaba por mí: me di cuenta mirando las postales que varios de los alumnos dibujaron mi chaqueta rosa y mi collar.
4. Errores de expresión por mi parte: mirando una de las postales, me di cuenta que no debí explicar bien una de las investigaciones que referencié. Lo sé porque en la representación gráfica los iconos no estaban enlazados, sino paralelos. Y efectivamente así fue, me di cuenta que no quedó bien explicado al ver el vídeo de la grabación.

Mi conclusión es que, a pesar de no ser alumnos de artes, de ser adultos y de no ser un método tradicional de evaluación, me he encontrado una herramienta mucho más interesante que los cuestionarios o plantillas de observación para comprobar lo que han entendido.

Las imágenes nacen del imaginario, enfocado y condicionado por el subconsciente. Cuando alguien te expresa algo con imágenes, te está aportando no solo el estracto de lo que ha aprendido, sino los procesos de asociación a otros elemetnos para representarlos y recordarlos.

Estas postales se expondrán en la Expo Internacional Mail Art Zamora. Se puede participar en la iniciativa hasta el día 25 de Abril así que ¡ánimo y envíame una postal!

Gracias a los alumnos por su gran dispsición y los debates que hemos compartido en el aula.

Aquí tenéis sus postales.
1º Mail Art
2º Mail Art
3º Mail Art
4º Mail Art
5º Mail Art
6º Mail Art
7º Mail Art
8º Mail Art
9º Mail Art
10º Mail Art